top of page

¿Tienes lo que se necesita para trabajar en una startup?


Cuando finalicé mi posgrado, tuve dos ofertas de empleo. La primera, una consultora de negocios enfocada en realizar estudios y estrategias de mercado; una opción bastante atractiva y lógica para un joven profesional que acababa de terminar una Maestría en Global Marketing y que estaba en búsqueda de una carrera estable. La segunda, una startup en etapa temprana de tan solo 5 empleados, proveniente del MIT (Massachusetts Institute of Technology), que buscaba entrar en el sector de los materiales con un novedoso biopolímero de alta resistencia que tenía diferentes aplicaciones industriales. Elegí la segunda opción y nunca me arrepentí.

Desde entonces, mi carrera dio un giro. Además de actualmente dirigir el CEDE (Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial) de la Universidad Iberoamericana en Ciudad de México y Tijuana, donde se han impulsado más de 60 iniciativas de negocio de alto impacto social, me dedico a asesorar startups en etapas tempranas; ayudándolos a encontrar su propuesta de valor, generar innovación y desarrollar modelos de negocio escalables.

Iniciar una empresa representa un reto altamente complejo. Son muchas preguntas las que un emprendedor debe responder en el camino, como: si se tiene una propuesta de valor lo suficientemente sólida para diferenciarse de los competidores, si encontró el nicho de mercado correcto, si cuenta con la estrategia adecuada para entrar al mercado, entre muchas otras. Pero quizás la pregunta más importante es, si se cuenta con el equipo lo suficientemente calificado y apasionado para llevar esas maravillosas ideas y planes de negocio a la realidad.

¿Estás interesado en trabajar para una startup? Quitando lo más obvio, que es mostrar que tienes los conocimientos que requiere la posición para la que te contratan. Será importante que trabajes en desarrollar las siguientes habilidades:

Estas son las 6 habilidades que debes desarrollar.

1) Versatilidad

Independientemente de que te contraten para cubrir una posición en específico, los retos a los que se enfrenta una startup en su día a día, te llevarán a que realices trabajos diferentes a los de tu área de conocimiento. Recordemos que entre las muchas cosas de las que carece una empresa en etapa temprana, es de capital humano que se encargue de cubrir todas las necesidades de la misma. Así es que ser versátil y asumir diferentes roles cuando se requiera, será indispensable. Es muy probable que, aunque seas el responsable de llevar la contabilidad de la empresa, algún día tengas que salir a vender, hablar con clientes, generar contenido para las redes sociales, presentarle el modelo de negocio a algún inversionista, entre otras tareas.

En mi caso particular, fui contratado para cubrir el área de marketing, donde estaría haciendo investigación de mercado, branding y estrategias de posicionamiento de producto. Adicional a estas labores, en diversas ocasiones realicé diferentes tareas como: compra de insumos, trabajar en certificaciones legales, realizar ventas, hacer presentaciones a proveedores, aliados estratégicos e inversionistas, entre otras.

2) Autoaprendizaje

Seguramente te estarás preguntando cómo asumir diferentes roles dentro de la empresa si no cuentas con los conocimientos para hacerlo. Y la respuesta es muy sencilla, tendrás que aprenderlo por ti mismo. Así es, evidentemente no lo sabes todo, nadie lo sabe. Así que el autoaprendizaje continuo será una actividad recurrente si quieres realizar tus tareas con éxito. Afortunadamente hoy contamos con muchas herramientas y contenido en línea. Tendrás que quitarte el miedo de entrar en áreas desconocidas y aprovecharte de los webinars, plataformas de cursos en línea, tutoriales de YouTube, entre otros, para ampliar tus conocimientos.

3) Networking

Desde mi experiencia, les podría decir que el éxito de una startup depende de qué tan hábil es ésta para relacionarse en su sector, es decir que pueda generar contactos de valor. Éstos no solamente son nuevos clientes, sino también posibles proveedores que puedan ayudarte a hacer más eficientes tus procesos, aliados estratégicos que complementen tu oferta de valor, o gente con mucha experiencia en el sector que pueda compartir su experiencia y pueda dar sabios consejos de qué decisiones tomar.

Independientemente si tu rol dentro de la startup es de “back office”, es decir, que la posición no involucre el contacto directo con los clientes, te aseguro que, en algún punto tendrás que salir de la oficina para vender, asistir a eventos, seminarios, presentaciones y tendrás que relacionarte para crear alianzas estratégicas para el beneficio de la empresa. Así que, si eres una persona tímida, te recomiendo trabajar en fortalecer tus habilidades sociales, así como de presentación y negociación.

 

Te puede interesar:

 

4) Maximizar Recursos

Como lo mencioné anteriormente, los recursos de las startups son limitados, por lo que tendrás que ingeniártelas para sacar lo máximo con lo poco que se tiene. Seguramente tendrás limitaciones en espacio y herramientas de trabajo, así como bajo o nulo presupuesto para ejecutar algunas estrategias. A diferencia de trabajar en un corporativo donde se cuenta con todas o la mayoría de las comodidades necesarias para trabajar, en una startup tendrás que acostumbrarte a trabajar desde cafeterías, espacios de universidades, o inclusive en la casa o garaje del fundador. En el mejor de los casos trabajarás desde un espacio de trabajo compartido co-working space. En esta etapa, será importante apalancarse de recursos gratuitos en línea para ejecutar tus estrategias como: cómputo en la nube para almacenar datos y archivos, portales para realizar páginas web, softwares de administración de clientes (CRM), softwares para realizar campañas de email marketing entre otras. No te sorprendas si no te dan equipo de cómputo, seguramente tendrás que utilizar el tuyo. Para lograr más con menos y hacer que una startup avance de manera continua, es muy importante que domines la metodología Lean Startup ¿La conoces? Es un must dominarla si quieres entrar en este mundo del emprendimiento.

 

Consejo:

 

5) Trabajo en Equipo

En ocasiones tendrás flexibilidad e independencia para trabajar, pero no hay que olvidar que serás parte de un equipo que está construyendo un producto; todos los engranajes tienen que trabajar en sintonía para hacer que la máquina funcione. Es por ello, que desarrollar habilidades como la colaboración y comunicación será muy importante. Cuando se logra una cohesión entre los integrantes del equipo, se potencian los esfuerzos, se reduce el tiempo de las tareas y por ende aumenta la productividad y se generan mejores resultados. Tendrás que conocer muy bien tus debilidades y fortalezas para que identifiques cuándo pedir apoyo a tus colegas y cuándo apoyarlos cuando lo necesiten. Volverte un compañero de confianza será tu misión más importante.

6) Pasión

Los fundadores de la organización querrán subir al barco, no solamente a gente capacitada, sino personas que tengan la misma pasión que ellos por llevar los proyectos a cabo. Si la problemática o necesidad que la empresa pretende atender con su producto, o el sector del que forman parte, no te apasionan, será mejor no te involucres. Es posible que caigas rápido en el aburrimiento y la frustración. Si tienes pasión por lo que haces, disfrutarás todos los días de trabajar en esa startup además de que te volverás más productivo y creativo, y por ende un miembro irremplazable.

Ahora ya lo sabes, trabajar para una startup es muy diferente a trabajar para un corporativo. Pero si tienes las habilidades que mencioné anteriormente, puede que este mundo del emprendimiento sea el adecuado para ti. Al menos lo fue para mí.

 

Consejo:

 

95 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page